Bienvenid@s!!


Bienvenid@s!!
Queremos compartir con vosotr@s nuestro proyecto de hogar. Vamos a auto-construir una casa utilizando contenedores marítimos reciclados, estará parcialmente enterrada y su cubierta será verde. Intentaremos ir contando paso a paso todo el camino que ya hemos recorrido y el largo trecho que nos queda por recorrer. No somos profesionales de la construcción, escritores de blog tampoco, pero si escribiendo aquí podemos ayudar a alguien en algo, habrá valido la pena!. Aparte de la construcción de la casa seguro que hablamos de muchas otras cosas... de reciclaje, materiales, herramientas, animales, huerta,.... de música, deportes, ideas, sentimientos , .... creemos que temas no faltarán ... se aceptan todo tipo de consejos , criticas y preguntas.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Gavión esquina


       Como ya comentamos  la cantidad de piedras y escombros que se estaba acumulando del derribo empezaba a ser importante y a hacer muy difícil moverse por la zona de trabajo, así que empezamos a poner un poquito de orden. En la parte lateral de la vieja casa, pegada al muro que separa nuestro terreno del terreno del vecino, queremos que en el futuro haya unas escaleras de acceso a la parte baja del terreno. Tendremos que rellenar la zona para que quede a la cota que queremos y como el desnivel supera los tres metros y no queremos unas escaleras demasiado inclinadas las haremos en forma de L . Para suavizar el desnivel construiremos un gavión en la esquina del terreno de un metro de altura que también servirá de muro de contención para el relleno que hagamos y para las escaleras.

        Lo primero que hicimos fue despejar la esquina de rocas, tejas y escombros… quitamos los postes de galvanizado y la valla metálica que nos separa del vecino.




        Esta sección de muro va a ser de un metro de ancho por tres y medio de largo con el mismo sistema de gaviones que usamos en el muro del rocódromo, así que repetiremos los mismos pasos .Para la base del muro  montamos un encofrado de madera de 360cm de largo por 110cm de ancho y unos 20cm de alto, lo situamos , lo nivelamos y lo fijamos al suelo. Una capa de piedras pequeñas, el mallazo y empezamos a rellenar con hormigón.


        Con la base del muro lista vimos que la altura del gavión iba a superar la del murito de bloques que nos separa del vecino y antes de montar los gaviones decidimos darle más altura. Quitamos los postes y la vaya y subimos un metro la altura de este muro utilizando bloques de 20cm de ancho y volvimos a poner los postes.


 
         Montamos los gaviones y empezamos a rellenar. No hicimos fotos del montaje de los gaviones de un metro de ancho y de la colocación de los tensores, se nos pasó… pero lo enseñaremos y explicaremos bien cuando empecemos a construir el muro grande próximamente.


        Para el llenado de las jaulas ,del que tampoco hay fotos, utilizamos una parte grande de escombros y otra parte de piedra caliza puesta en el lateral que quedará visto desde el terreno del vecino. En el resto de los laterales no hizo falta dejarlo bonito ya que quedará enterrado. Lo llenamos capazo a capazo, unos 5600kg…
       Una vez llenos los gaviones vamos rellenando la zona con tierra y runa del derribo. La pared de la vieja casa nos contendrá este relleno por un lado hasta que construyamos el muro grande.

       Para salvar el desnivel de un metro que nos queda de lo alto del gavión al suelo vamos a hacer una rampa  utilizando las piedras rojas que sacamos de las paredes de la casa y que no nos sirven para rellenar gaviones ya que son piedras “blandas” y se rompen con facilidad. Si todo sale bien es posible que la rampa nos permita bajar la bobcat a la parte de abajo para trabajar, y en el futuro construir las escaleras sin tener que mover mucha tierra.
       

        Poco a poco vamos rellenando y subiendo los muritos de piedra de la rampa.






       Para volver a colocar la vaya rescatamos tres postes de madera que estaban por el terreno y ya habían tenido un par de funciones diferentes, no están perfectos,ni rectos , pero servirán para sujetar la vaya metalica que hemos hecho uniendo dos o tres trozos que hemos encontrado tirados. Todo fijado con alambre y nada más.

     Un par de trozos de tablón de obra puestos en la parte exterior del gavión evitará que la tierra se fugue y ensucie  constantemente el frontal visto del muro.y nos permite acabar de rellenar la zona y la rampa.

       Con este trabajo hemos conseguido “esconder” un montón de escombros , tierra y piedras. La gestión de los escombros es uno de los problemas que tenemos en esta obra. Del derribo de la casa han salido muchas toneladas y sacarlas del terreno sería una faena titánica o carísima, según el método . Nosotros junto con los arquitectos pensamos en cómo gestionarlos ,y la mejor manera que encontramos fué la de reciclar la mayor parte de los escombros generados nosotros mismos y en la misma obra. Usaremos una parte pequeña para rellenar gaviones y la gran mayoría la “trituraremos” y la usaremos para las zonas de drenaje traseras de todos los muros. Esto quedó reflejado en el proyecto que entregamos al ayuntamiento y la fianza por generar residuos que tuvimos que abonar para empezar la obra fue mínima.





3 comentarios: